imagen: sin título. Beneyto

imagen: sin título. Beneyto
Óleo. sin título.(1983) Beneyto

divendres, 28 de juliol de 2017

TRES AÑOS Y MEDIO



El tiempo pasa volando. Ya hace más de tres años y medio que iniciamos este blog.

El balance de la experiencia ha sido positiva. Hemos visto como se iban cumpliendo todos nuestros deseos, que, en definitiva, se resumen en la voluntad de dar visibilidad a muchos autores cuya obra es de notable calidad literaria, pero que permanecen apartados de los grandes circuitos de distribución editorial. Confiamos en ellos y estamos convencidos de que su obra debería tener el reconocimiento que merecen. Creemos que nuestro blog puede ayudar a la difusión de su obra.

Hemos dado cabida a diferentes géneros literarios y a distintas lenguas, y continuamos con la voluntad de extender nuestros límites geográficos que van desde Barcelona a Singapur, a Santiago de Chile y a Uppsala, desde la Tierra de Fuego hasta los territorios inuit.

Todo esto puesto en números resulta lo siguiente:

Artículos publicados
más de 135
Autores reseñados
85
Artículos de opinión
50
Solicitud de información
a más de 140 autores
Seguidores del blog
101
Visitas totales al blog
100.999
Promedio de visitas mensuales
2.400

Hemos organizado varias lecturas colectivas donde han participado muchos de los autores reseñados en Escritores Recónditos y, a modo de antología, hemos publicado un libro recopilatorio con textos de 64 “recónditos”. El libro ha sido patrocinado por El Laberinto de Ariadna y editado por Parnass Ediciones.

Nuestro trabajo se ve compensado día a día por la difusión que obtenemos y por el enorme afecto de los “recónditos” que poco a poco van configurando una familia.

Este somero balance podría parecer triunfalista, pero hay algo que lo ensombrece y nos preocupa. Nos preocupa que muchos autores a los que les hemos pedido información para reseñarlos en el blog no hayan siquiera contestado a nuestra solicitud, otros, manifiestan su ilusión por participar en Escritores Recónditos, pero después de reclamar varias veces su información, esta no llega. Al entusiasmo inicial del autor le sigue un silencio que no queremos calificar de desidia.

Más de un autor nos ha dicho que no quería participar y que no nos quería decir el porqué.

Algunos autores han rechazado nuestro ofrecimiento y no han querido participar en Escritores Recónditos alegando que ellos no eran “recónditos” y que la importancia de su obra requería otros foros más selectos.

También otros autores han manifestado su temor a enemistarse con alguna editorial, algo que no alcanzamos a comprender, pero seguro que tienen sus razones; cabe decir que tampoco pretendemos comprender los sentimientos de los escritores, nos basta con leerlos.