imagen: sin título. Beneyto

imagen: sin título. Beneyto
Óleo. sin título.(1983) Beneyto

dijous, 29 de gener de 2015

José Antonio Arcediano

José Antonio Arcediano es de Barcelona, es licenciado en filosofía.

Secretario del Aula de Poesía de Barcelona e integrante de la redacción de Caravansari, revista de poesía en lenguas peninsulares.

Ha publicado poemas y reseñas en diversas revistas de Catalunya, España, Puerto Rico y México.

Ha publicado

Los bosques de Wisconsin (La garúa, 2004)
La verdad del frío (Premio Internacional de poesía Màrius Sampere 2008. La Garúa, 2009)
Suburbio 16 (Accésit Premios de Creación Literaria Fray Luis de León 2011. Junta de Castilla y León, 2012)
...y todos los buitres comieron de mi mano (In-Verso Ediciones, 2014).

Su poesía aparece en las antologías 10 de Barcelona (Abadia Editors, 2008), El laberinto de Ariadna - 10 años de poesía (Emboscall, 2009) y Erato bajo la piel del deseo. Antología de poesía erótica (Sial/Contrapunto, 2010).

Ha colaborado con el fotógrafo y poeta visual Eduardo Barbero, poniendo textos a algunas de sus series (Nocturno, Aguada de los Pasajeros) así como en su libro Tiempo visible.

Ha traducido al castellano -junto a uno de nuestros escritores recónditos, el poeta Antonio García Lorente, - obras de los autores catalanes: Miquel-Lluís Muntané, Josep Anton Soldevila y Jordi Pàmias, y en solitario, para Caravansari, algunos poemas de Sebastià Alzamora.

Sus poemas se pueden leer en el blog Arcediano en Wisconsin  

Coordina, junto al poeta Jordi Boladeras, el festival Horts de Poesia, de Sant Vicenç dels Horts.
 
Arcediano dice que le inquieta la oscuridad y la poesía abre resquicios de luz y con la poesía puede aligerar algunas cargas propias.


Y sigue: no existe solución para el individuo, que esto que llamamos vida sólo sucede, sin más, y no hay en ella más que un  tránsito del dolor al dolor.


 En Los bosques de Wisconsin, el autor nos habla con un lenguaje próximo, cercano a lo conversacional, en ocasiones con ironía, a veces con desvergüenza e incluso con cinismo.  En sus versos, el poeta nos dice:  quise medirme un poco con algunas proporciones difíciles, con algunos conceptos resbalosos, como la nada, el vacío, la muerte.







Posteriormente en ...y todos los buitres bebieron de mi mano, manteniendo su lenguaje irónico anterior, recupera un cierto grado de  esperanza, acepta el propio destino y, evitando caer en el conformismo, intenta crear un estado de superación.


 Con la intención de hacer una poesía más lírica, en La verdad del frío,  José Antonio Arcediano desarrolla un lenguaje más sofisticado, pugnando por no caer en barroquismos de “pesadez gástrica” o romanticismos de “ensoñación linfática” ,  manteniendo -como dice él-  un lenguaje estrictamente contemporáneo y una dicción próxima al habla cotidiana.

4 comentaris:

  1. Me recuerda a gveces a la "Poesía de la experiencia", como la de aquellos grandes poetas del medio siglo
    Como el propio autor nos dice en su blog:
    Bueno es saber que...
    "Huyeron los dragones,
    quedaron los amigos,
    la calle se hizo hermosa
    y se llenó de versos
    y de rosas."
    Un saludo.

    ResponElimina
  2. un creador que hay que leer,
    ah y una cosa más
    ¡un fuerte abrazo!

    ResponElimina