imagen: sin título. Beneyto

imagen: sin título. Beneyto
Óleo. sin título.(1983) Beneyto

dimarts, 6 d’octubre de 2015

En la Pensión Ulises de Albert Tugues han escrito un manifiesto

MANIFIESTO POÉTICO DEDICADO AL REFUGIO DE LOS "ESCRITORES RECÓNDITOS"
Siguen llegando escritores recónditos al barrio, crece el espacio de los nombres recónditos, poetas, narradores, cronistas que vienen del otro lado de lo real, expulsados al margen por los focos vigilantes de los intereses creados.


Pero el barrio crece imparable y el refugio ya resquebraja los límites de los muros, abriéndose paso a través de las calles donde habitan los vigilantes y los que decretan la vigilancia del silencio.
 
Avanzan los recónditos, con poemas, con palabras, cortando las redes del silencio de los medios de comunicación tradicionales, arrojando a un lado tronos polvorientos y rankings oxidados de los más vendidos, ¿vendidos a quién?, pregunta uno que mira y no compra, uno más que será fichado por subversivo y por altercados poéticos, como agente provocador de la destrucción del mercado, advierten los vigilantes haciendo señales con los focos

Acusado de ser recóndito, poeta, escritor recóndito. Poeta y además recóndito, esto es intolerable, debe ser declarado enemigo público del mercado de la luces, de las bombillas vendibles, decretan las mentes preclaras de la baja electricidad literaria.

Existir en el límite, al margen, más allá, al otro lado, y que se queden con todo lo inútil los de siempre. Que se queden con todo lo que no está al margen y que dejen vivir, naturalmente, puesto que de alguna palabra hay que vivir en medio de este mundo enchufado, electrificado, donde no todo es oro cuando un excremento reluce.
 
"Va bene?", como decía Cesare Pavese cuando estaba desesperado.

Albert Tugues


3 comentaris:

  1. " Qui no vulgui pols , que no vagi a l ' era "
    Saber popular. Un abrazo.

    ResponElimina
  2. Es un privilegio ser parte del planeta recóndito. Habitantes del otro lado, no entendemos de negocio, la libertad de escribir sin amo ni patrón, no se puede tener más suerte.

    ResponElimina
  3. Es un privilegio ser parte del planeta recóndito. Habitantes del otro lado, no entendemos de negocio, la libertad de escribir sin amo ni patrón, no se puede tener más suerte.

    ResponElimina