imagen: sin título. Beneyto

imagen: sin título. Beneyto
Óleo. sin título.(1983) Beneyto

diumenge, 1 de març de 2015

Maribel Montero



Maribel Montero es de Ávila pero escribe y pinta desde las orillas del mar. Después de la adolescencia se trasladó a Pineda de Mar (Barcelona). Estudió Magisterio y Filología Hispánica. Realizó cursos de Escritura Creativa en el Aula de Escritores. 

Es autora de novela, relato breve y poesía.

Su obra
 
Visión nocturna (ed. bubok.es. 2009) 
Se trata de un libro que contiene diez relatos hiperrealistas.  El misterio, la perversión, las atmósferas opresoras, se alternan con las alegorías sobre la muerte, la necesidad de elegir, el destino y las corazonadas.






 


Los tulipanes son siempre un buen comienzo, (ed. La Comarcal Edicions, 2013)
Una historia de pasiones encontradas. La novela plantea un triángulo amoroso entre  los tres protagonistas, a dos de los cuales les unen lazos de sangre, al tiempo que perfila el eterno conflicto generacional, la necesidad de que lo nuevo reemplace a lo viejo, la salvación a través del arte, etc.



Actualmente su obra ha dado un giro hacia la poesía, próximamente presentará su libro de poemas Ávida vida.

Su actividad literaria la ha llevado a participar en diferentes grupos poéticos como el ya desaparecido Albada, o el activo Laberinto de Ariadna y Zeroart.

Desde el año 2002 dirige el taller literario “Laberinto de papel”.
Colaboradora en la revista digital "lasdoscastillas.com".
Escribe y mantiene el blog: 

Y en twitter se puede encontrar con el nombre de “Idoletria”

En cuanto a su actividad plástica destacamos sus óleos o pintura acrílica con paisajes interiores o exteriores de mucho cromatismo, pinta también figuras femeninas que parecen transmitir un estado de calma.
He aquí una muestra de su poesía:


Destino
Hoy duerme mansa la tijera
que cortará el hilo mañana de un suspiro
el tallo de una flor esbelta
el brillo en los párpados sin moscas.
El destino es un profeta que se bebió las estrellas
y lloró a mares primaveras de luto.
Es Ananké sembrando vidrios a los pies de los dioses.
El destino es el eco de un corazón
con secretos como piñas de sangre.

Perdón
Tengo que escribir sobre el perdón
¡qué contención rigurosa para este caudal con prisas!
¡qué temple para las asmas con resuello
 que disparan las aortas en la noche!
Pero he visto mis huesos deshechos
en la garita del guardabosques
Y los yodos y los calcios ya reclaman
un comienzo despejado.
¡Cuánta tarea para mí sola!
Y cuánta atención pide mi alma.
Un alma no merece oscuridades
que descarnen los huesos desolados
que adiestren buitres en proyectil.
Venceré, venceré al fin
con sueños turquesa,
ventilaré esta casa de citas
del corazón
cuando el rencor marque modo invierno
saldré a la lluvia
con un paraguas rojo
como un corazón que se abre.






11 comentaris:

  1. Siempre que presentáis a un recóndito me asombra la calidad y, al mismo tiempo, me desespera el poco tiempo disponible para leerlos.
    Qué hermosos los versos de Destino.

    ResponElimina
    Respostes
    1. Gracias, Amaltea, por tus palabras. Es un honor compartirlas con vosotros-as

      Elimina
  2. Maravilloso poema, Maribel es una mujer que emana grandes virtudes. Enhorabuena. Comparto.

    ResponElimina
    Respostes
    1. Pues te agradezco tus palabras, pero lo de las grandes virtudes...
      lo que sí tengo, y me consta que comparto contigo, es una gran pasión por la escritura y por el arte en general. Y si la fe mueve montañas, la pasión las derriba- cuando son muros-

      Elimina
  3. Que ilusión, haber sido testigo del nacimiento del poeta que Maribel lleva dentro.
    Un saludo. :)

    ResponElimina
    Respostes
    1. ¿Lo recuerdas? ¿Recuerdas que siempre me presentaba como prosista? Es que la palabra poeta es muy grande, y aún no sé si le hago justicia al término.
      Un abrazo, amiga Xary.

      Elimina
  4. Me alegra verte por estos lares, Maribel, un reconocimiento merecido a tu obra literaria y poética.

    ResponElimina
    Respostes
    1. Gracias, Terly. Sabes que no disponemos de muchas plataformas para que nuestra obra asome, por eso es encomiable la labor de Francesc y de Miquel.

      Elimina
  5. Con Maribel se justifica plenamente se condición de "recóndita": discreta, elegante, buena poeta..., un placer encontrarla por aquí y un ejemplo a seguir.

    ResponElimina
    Respostes
    1. Qué palabras tan halagadoras, Felipe, y más cuando vienen de un grande como tú.

      Elimina
    2. Agradezco tus palabras, Felipe. Doblemente agradecida porque vienen de un grande como tú.

      Elimina